El Derecho Mercantil, también conocido en muchas ocasiones como Derecho Comercial, es una de las muchas ramas del Derecho. Su propósito es la regulación de las relaciones que tienen lugar entre personas y contratos, así como las acciones comerciales llevadas a cabo por ellas o por las empresas. Puesto que se trata de un área relativamente compleja, en este artículo queremos explicarte en qué consiste exactamente a través de palabras sencillas para que lo comprendas mejor.

¿Qué es el Derecho Mercantil?

El Derecho Mercantil, además de lo que ya hemos especificado anteriormente, forma parte del denominado Derecho Privado. En concreto, establece las normas que resulta necesario fijar para determinar cómo debe plantearse la puesta en práctica de las actividades comerciales dentro de España y, en algunos casos, a nivel internacional. Por lo general, presenta el problema de no haberse sabido actualizar al avance incesante de las relaciones comerciales, por lo que algunas normas están ligeramente obsoletas.

Aunque parezca increíble, el Derecho Mercantil en España se encuentra marcado por lo dictado en el Código de Comercio, el cual data, nada más y nada menos, del año 1885. En él se tratan aspectos vitales de esta rama como el del comercio a nivel general y a nivel marítimo, así como los contratos especiales relacionados con ellos y las disposiciones relacionadas con las prescripciones, las quiebras y las suspensiones de pagos.

¿Qué establece el Derecho Mercantil en España?

Las fuentes del Derecho Mercantil en nuestro país establecen, mediante un conjunto de leyes y normas, la costumbre y la jurisprudencia a partir del reconocimiento de la libertad de empresa y de la propiedad privada, derechos que están al alcance de cualquier ciudadano. De hecho, todos pueden formar un negocio y mantener relaciones comerciales con quienes estimen oportuno.

Por su parte, el Estado es que tiene el poder de planificar económicamente el país, por lo que en su mano está la decisión de implantar leyes y normas que regulen las actividades de los ciudadanos a la hora de crear empresas y de llevar a cabo acciones comerciales. Sin embargo, desde la entrada de España en la Unión Europea, gran parte de este poder de decisión ha sido delegado en este organismo.

¿Qué son los actos del comercio en España?

Los actos del comercio son aquellos que se llevan a cabo con el propósito de obtener ganancias y generar riquezas tanto monetarias como de cualquier otro tipo. Por lo tanto, resulta evidente que esta rama del Derecho se encuentra en constante evolución ya que necesita adaptarse a las necesidades específicas del mercado en cada momento determinado. Por ello, como decíamos hace algunos párrafos, resulta bastante llamativo, por no decir chocante, que nuestro Código de Comercio en vigor date de 1885.

Por su parte, no podemos olvidar mencionar que el Derecho Mercantil es quien se encarga de determinar la estructura de la organización comercial y de fijar todas las normas que regulen las actividades. Sin embargo, también resulta evidente que existe una estrecha relación entre el desarrollo económico propiciado por estas actividades y las decisiones tomadas a nivel político y social. Esto se debe, fundamentalmente, a que en la producción y creación de bienes y servicios juega un papel clave la necesidad de satisfacer las necesidades de los individuos.

¿Qué es un contrato mercantil?

La figura del contrato mercantil ha ido ganando terreno en el mercado laboral. En concreto, se trata de un documento que establece una relación bilateral entre dos personas jurídicas o físicas con el propósito de intercambiar servicios a cambio de una comisión, un precio o una remuneración fijada de antemano. Puede parecerte, a simple vista, que es similar a un contrato normal, pero no es así. Y es que, para ser válido, una parte debe ser un autónomo y la otra una empresa.

Por su parte, los contratos mercantiles, al contrario de lo que sucede con los laborales, no dan derecho a vacaciones, paro o beneficios derivados del convenio profesional al que se encuentre sujeto el trabajador. Por lo tanto, salvo en el caso de empresarios autónomos que realicen su actividad habitual con otras empresas, no suelen ser muy ventajosos.

Durante los últimos años, el contrato mercantil se ha utilizado a modo de ‘contrato basura’, en muchos casos, de forma flagrantemente fraudulenta con el objetivo de aprovecharse de personas en situación desesperada por lograr un empleo. De hecho, ha habido casos en los que las empresas han despedido, mediante las fórmulas establecidas por un Expediente de Regulación de Empleo Temporal, a gran parte de su plantilla para después volver a contratarlos mediante esta fórmula.

Por esta razón, antes de proceder a firmar un contrato mercantil con una empresa, a no ser que se tenga experiencia en la materia, lo más recomendable es pedir asesoramiento en una oficina del Servicio Público de Empleo Estatal o, en su defecto, hacerlo a un bufete de abogados o abogado laboralista o a una asesoría o gestoría con experiencia en el tema. Sin duda, estas son las figuras que más pueden resultar de ayuda a la hora de resolver cualquier cuestión relativa a este tema.

Conclusiones acerca del Derecho Mercantil en España

En definitiva, el Derecho Mercantil y las normas derivadas de él avanzan, por un lado, gracias a las obligaciones impuestas por el desarrollo del mercado y, por otro, a las exigencias de la Unión Europea. Y es que, si tenemos en cuenta la notable antigüedad del Código de Comercio vigente en nuestro país, esta tarea sería prácticamente imposible. De hecho, soluciones para casos concretos, como eran las proporcionadas por los contratos mercantiles hace no demasiado tiempo, han acabado por convertirse en armas de doble filo que, en muchos casos, son utilizadas en perjuicio del trabajador.

Por lo tanto, solo queda confiar en un paulatino desarrollo y actualización de las normas vigentes en nuestro país, las cuales podrían dar ese empujón definitivo que necesita la autonomía sin descuidar los derechos de los trabajadores por cuenta propia y ajena. Y es que, sin duda alguna, el Derecho Mercantil, la política y la sociedad caminan cogidos de la mano.

Fuente: G.Elías y Muñoz Abogados

Contactar

No estamos por aquí ahora :( pero haznos llegar un mensaje y te contestaremos lo más rápido posible

Enviando

©[2017] Legalemond Servicios Jurídicos para todos by Walterman

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas